Abogados Zaragoza

De cuando se pagaba por cosas impensables.

Recaudador de impuestos

Está al caer el inicio de la Campaña de la Renta 2016, en la que todo se hará a través de internet, y si, como a la mayoría, se me arruga la nariz solo de pensarlo, se me apoderan pensamientos repetitivos del tipo “Estos políticos …”, “Si es que trabajo para pagar los impuestos…”, “Para qué querrán tanto coche oficial…!?, los improperios me los reservo para la intimidad, como Aznar con el catalán.

Haciendo memoria, o sin hacerla, quizás fue el inconsciente… algo me trajo a la mente los impuestos medievales y de otras épocas que estudié en la carrera, rebuscando por la red he conseguido recopilar los de la siguiente lista.

Arenazgo: Cuota que los condenados por homicidio o asesinato debían pagar a los alcaldes.

Excusado: impuesto que gravaba una casa dezmera elegida por la Casa Real entre las de una determinada parroquia y consistía en que lo que debían dar a la Iglesia se lo tenían que entregar al Rey.

Novena: cantidad de dinero en metálico que abonaban los delincuentes a los alguaciles o carceleros que los detenían o custodiaban.

Pontazgo: tributo por el que aquellas personas que cruzaban el puente debían abonar una cantidad en función de su lugar de residencia, su número y los bienes que portaban.

La-historia-secreta-de-los-impuestos-Fiscalidad-medieval-y-moderna

Chapín de la Reina: impuesto extraordinario que se recaudaba para costear los festejos que engalanaban las bodas de los reyes.

Alberguería: obligación de alojar en las casas particulares a los soldados o miembros de la comitiva real.

Bagajes: deber de aportar animales de carga para los transportes.

Yantar: cantidades en metálico o productos que debían suministrar los habitantes de un pueblo para la alimentación del monarca y su séquito.

Ballestería: contribución que se exigía para sostener las unidades de ballesteros.

Caballerías: obligación de entregar caballos para el ejército.

metsys

Castillería: recaudación que se realizaba para la conservación de las fortalezas.

Excusadera: contribución en efectivo que se pagaba para evitar la participación personal en la penosa tarea de acarrear o colocar piedras en las obras de edificación de la comarca.

Boda: impuesto que pagaban las viudas que contraían matrimonio dentro de los doce meses siguientes al fallecimiento de su anterior marido.

De la lectura de la lista extraemos que lo de los impuestos lleva acampañando a la humanidad desde tiempoe inmemoriales, que ya hace mucho que se paga por todo, que muchos de los que aquí encontramos han sido adaptados a la sociedad moderna y que, como decía Tejerizo en sus videoclases, en esta vida solo hay dos cosas seguras, la muerte y los impuestos, en fin, que os salga a todos a devolver.

Con ayuda de Wikipedia.org y Enrique Ossorio Crespo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s